La noticia la confirmó el turista afectado, Hernán Rivera, y dijo que tomó el taxi en la calle con su esposa e hijo para conocer Barranquilla, y que cuando pasaron por el monumento Ventana al mundo se detuvieron para tomarse una fotografía.

“Me bajé del taxi y las maletas estaban en la parte de atrás, y el señor taxista arrancó y nos dejó en la calle”, contó Rivera en Emisora Atlántico, y dijo que, por precaución, tomó una fotografía de la placa y de la tarjeta de servicio.

Luego de que el turista revelara los datos y la placa del taxi, y de que denunciara el caso a la Policía, el taxista, identificado como Martín Ramírez, se presentó en la emisora con las dos maletas y con el sombrero de viaje de la esposa de Rivera.

El conductor aseguró que todo se trató de una confusión, y explicó que, supuestamente, cuando los pasajeros se bajaron él tuvo que moverse de allí porque era un sitio prohibido para estacionar.

“En el ‘rompoy’ no me podía parquear. Como tuve que seguir unos metros más adelante no me vieron, y al regresar ya ellos no estaban. La información que se creía era que había sido un robo, pero en realidad fue una confusión”, explicó Ramírez.

Si bien el taxista entregó las maletas, lo que le cuestionan ahora es que se haya presentado solo cuando el caso se hizo viral, siendo que podía acudir a la Policía o buscar la forma de encontrar a los dueños.

De todas formas, Rivera agradeció el gesto del taxista por haber devuelto sus equipajes, aunque ahora deberá buscar la manera de traerlas a Bogotá ya que viajó la noche del lunes con su familia.

Imagen del equipaje que se extravió / tomada de Emisora Atlántico
Imagen del equipaje que se extravió / tomada de Emisora Atlántico