La versión de que el pastor Gabriel Alberto Ferrer afrontaba una tragedia familiar la mencionó uno de los representantes de la iglesia Berea en Sogamoso, Jaime Sánchez, que en diálogo con este medio aseguró que se enteró de lo sucedido gracias a una persona que lo llamó para avisarle.

“Me enteré por parte del señor que me llamó preocupado, un padre de familia, que el pastor Ferrer perdió a una hija hace como tres meses, y que eso como que le causó una desestabilización emocional y sentimental”, dijo Sánchez.

El líder cristiano dijo que no sabe “qué problemas psicológicos haya tenido” Ferrer para aventurarse a profetizar una segunda llegada de Jesús a la tierra, y se abstuvo de comentar si el ritual de supuesta resurrección que preparaba el pastor estaba sustentado en el caso de su hija fallecida.

“No sé qué buscaba él con esa mentira, pero lo que sí quedó claro es que lo que profetizó no se cumplió, y en la Biblia dice que si alguien profetiza algo y no se cumple, pues es un falso profeta. No debió haber dado fecha a la segunda venida de Jesús”, puntualizó.

Culpan a esposa de pastor Gabriel Ferrer de inventar lo de la venida de Jesús

Un seguidor de Ferrer, identificado como Mario, le contó al portal Voz Caribe que la hija del pastor tenía 24 años de edad, que su muerte se produjo a raíz de un cáncer y que el remordimiento que le quedó es porque su esposa, Yolanda Rodríguez, no permitió que los médicos tradicionales trataran a la joven porque esperaba “una sanación” divina.

“Ella se sanó, pero volvió a recaer, y Yolanda no dejó que los médicos le hicieran tratamiento porque si lo hacían, la fe de la joven se iba a debilitar, porque siempre esperó ser sanada”, afirmó el creyente.

Mario también contó, en el medio local, que la responsabilidad de toda esta mentira de la resurrección y de la supuesta llegada de Jesús no es solo de Ferrer, pues su señora cada vez que predicaba “decía que para ella su hija era como un ídolo”.

“Ella es quien manipula al pastor y le dijo a él que la Biblia sí revelaba la fecha de la venida del Señor”, finalizó.

El pastor Nicolás García, representante general de la iglesia Berea, grabó un video el pasado 25 de enero para advertirles a los creyentes que Gabriel Alberto Ferrer y su iglesia no tenían relación alguna con la razón social que dirige.

“Cuando llegue el día 28 (de enero) y no se haya producido el arrebatamiento, no se frustren, no permitan que nadie los lleve al suicidio ni a hacer locuras. Trágate tu orgullo por haber creído una mentira y a un mentiroso. Vuelve a tu hogar, a tu trabajo, a tu vida, y ve a la palabra de Dios”, alertó García.

No obstante, los feligreses no hicieron caso a estas recomendaciones y se entregaron por completo a los planes del pastor, y por eso ahora que Jesús no vino hay inconformismo y denuncias de que Ferrer les hizo despojarse de todas sus pertenencias y se esfumó. Incluso, hay quienes aseguran que le dieron dinero al falso profeta.