La información la confirmó el superintendente delegado, Germán Guerrero, que en Noticias Caracol dijo que luego de dos auditorías al centro médico se evidenciaron cerca de 60 hallazgos que ponen en riesgo la atención de los usuarios y que no permiten garantizar la seguridad de los mismos.

“Aquí se tiene un desequilibrio presupuestal inmenso, en cuanto a la atención y los servicios de salud, y no es solamente facturación, pero es un elemento fundamental”, aseguró el funcionario.

El noticiero, por su parte, dio a conocer varios de los hallazgos que llevaron a que la Supersalud interviniera el hospital: deudas con el personal médico, falta de medicamentos, cirugías represadas, malas prácticas higiénicas, ineficiente planeación y el tema de la facturación.

Estas son algunas imágenes que muestran el deterioro en el que se encuentra el principal hospital deChocó, departamento que ya acumula 556 casos positivos de contagio de coronavirus.

Además, la intervención del hospital se da justo cuando las cifras de contagios diarios de COVID-19 en Chocó vienen en aumento, a tal punto que el pasado miércoles el Ministerio de Salud reportó 67 nuevos contagios. La preocupación que supone el número y la velocidad de los contagios en el departamento fue lo que llevó a la entidad a tomar las riendas del hospital, según dijo Fabio Arizábal Ángel, superintendente de Salud, en un informe que presentó junto al presidente Iván Duque.

El funcionario dijo que en total hay 15 hospitales que en este momento están en manos de la Supersalud, y destacó que el objetivo es “sanearlos, estabilizarlos y devolverlos con unas mejores finanzas, pero atendiendo con calidad y oportunidad a toda la población”.