Fue detenido en ese estado después de salir de un restaurante donde estaba departiendo con 2 mujeres venezolanas, informó Noticias Caracol. 

Allí fue llevado al CAI de Avenida Chile, en donde se enfrentó con los policías a punta de patadas y empujones, detalló el informativo.

Cuando más agentes llegaron para controlar al sujeto, él empezó a gritar: “me están torturando aquí”, registró ese medio. 

Uno de sus empleados, quien llegó hasta el lugar del norte de Bogotá, dijo que su jefe reaccionó así por el estrés, pues no tiene con qué pagar la nómina de sus trabajadores, agregó la información. 

El ciudadano suizo recibió una multa de 936.000 pesos por violar la cuarentena y también será judicializado por agresión a un servidor público, concluyó el noticiero.