Una auditoría de la firma Ratsel informó a la junta de la Empresa Electrificadora del Meta (EMSA) que hubo una “filtración de información reservada” que habría beneficiado a los que consiguieron el acuerdo, detalló El Tiempo. 

Esa adjudicación tenía como fin adquirir los servicios de una compañía para facilitar la labor de recaudo y facturación de energía, que antes estaba con la empresa Sypelc, añadió ese diario.

Aparentemente, la información confidencial habría sido filtrada desde el correo del gerente comercial de EMSA, Wilson Patiño. En total se habrían enviado 81 mensajes electrónicos con información clasificada y datos de la empresa que llevaba el servicio, apuntó ese periódico. 

La información terminó en el correo de Jorge Armando Perilla, promotor político de Jonatan Tamayo (‘Manguito’) y contratista de la Comisión Sexta del Senado, donde tiene su curul el congresista, agregó ese diario. 

Para rematar, Perilla estaría comprometido con Diana Carolina Márquez Sterling, actual asesora de la unidad de trabajo legislativo de Tamayo, indicó esa publicación. 

El senador confirmó, a El Tiempo, que Diana Márquez trabaja en su grupo y que él también tiene una estrecha amistad con Perilla, pero advirtió que ambos le garantizaron que no habían cometido ninguna irregularidad y que espera que eso lo demuestren las investigaciones. 

Finalmente, Tamayo afirmó que no tiene cuotas con el Gobierno y que está seguro de que todo esto es “una persecución política”. “Si se demuestra algo irregular, pues que respondan, pero hasta ahora no hay nada sólido y ni yo estoy metido en nada de EMSA”, concluyó, en diálogo con ese diario.