En una entrevista con Caracol Radio, Mora explicó que esos esquemas de seguridad serán “mixtos”, por lo que contarán con personal de la UNP y reincorporados de las Farc.

Mora resaltó que solo podrán ser escoltas las personas de confianza de los desmovilizados.

Sin embargo, mencionó que “no cualquiera” podrá ser escolta, puesto que ninguno de estos nuevos miembros puede tener en curso ningún proceso penal ni condenas previas por delitos de lesa humanidad.

Asimismo, Mora aseguró que aquellos que quieran entrar al programa de escoltas deberán pasar “pruebas psicológicas, físicas, psicotécnicas y de confiabilidad”, además de un entrenamiento de dos meses.

Estos escoltas serán de libre nombramiento y relación y no están exentos de que haya una alta rotación de ellos. Además no solo habrá exguerrilleros sino otras personas que los protegidos consideren que les sirvan y que confíen en ellos”,

agregó.

Los esquemas de protección hacen parte de la negociación de los acuerdos de paz con las Farc, firmados el pasado 24 de noviembre, según recordó Mora.

El sindicato de escoltas de la Unidad de Protección advirtió que esos desmovilizados van a ganar más que ellos por lo que pidieron un tratamiento equitativo.

Escucho que el señor director dice que nosotros devengamos 2 millones cuatrocientos más arandelas, cosa que no es cierta, nuestro salario es de 1 millón trecientos más las prestaciones sociales como tal”

dijo en Caracol el presidente Luis Alejandro Caro Díaz, de Sinescol.

Con EFE