Según dijo el dueño del local en Semana, aunque hay temporadas en las que los atracos bajan gracias al refuerzo de la seguridad por parte de la Policía, hay otras en las que los ladrones regresan cada dos semanas “en quincena” a lograr su cometido.

“Nosotros tenemos un negocio pero estamos empezando. Uno se cansa de simplemente sostenerse, pagar empleados e impuestos. Si esta situación sigue, sin duda nos van a llevar a la quiebra porque es insostenible”, indicó González en el medio.

El propietario del lugar afirmó que a pesar de que se han hecho las respectivas denuncias ante las autoridades, y los delincuentes son capturados, a los pocos días quedan en libertad para volver a ‘hacer fiesta’ no solo con la plata del supermercado, sino con las pertenencias de los clientes como celulares y billeteras.

“El último atraco fue hace ocho días tipo siete de la noche, aproximadamente. Como se ve en las imágenes llegan cuatro tipos, de los cuales dos venían armados con pistolas, se robaron las pertenencias de los clientes, dinero y celulares”, mencionó el comerciante en la entrevista, y resaltó que el monto que se llevaron en el último atraco superó los dos millones de pesos, sin contar las botellas de licor (caras) que se llevaron.

El coronel Farley Forero, comandante de Policía de Bosa, indicó en el noticiero que en lo que compete a la institución se cumple con la labor de capturar a los sujetos (en su mayoría migrantes); sin embargo, al entregarlos a la Fiscalía, un juez decide dejarlos nuevamente en libertad, por lo que vuelven a hacer sus fechorías.

“Difícilmente uno puede estar en el custodio de estas personas, porque si el juez los deja en libertad, nuestra función en seguir trabajando y si hay otro delito nos tocó volverlo a capturar. En dos oportunidades han sido capturados en flagrancia”, enfatizó el coronel, y anunció que se adelantará un trabajo con Migración Colombia para identificar a los sujetos y qué se tomen las medidas que le competen a esa entidad.