Los hechos se presentaron cuando la Policía llegó hasta el bar Dubaí, ubicado en calle cuarta —cerca del parque principal— del que es dueño Mendienta, aseguró Alerta Tolima.

En el establecimiento, las autoridades encontraron a cuatro menores de edad, además de otras irregularidades, dijo el medio, por lo que uno de los policías que estuvo en el operativo le impuso un comparendo y selló el bar, cosa que Mandieta quería evitar intimidando al uniformado, como se ve en el video.

“Mi teniente, yo lo hago retirar de acá, Líbano, Tolima, ¿me oyó? ¡Se lo juro por Dios santísimo!”, advirtió el funcionario al agente. Mientras tanto, una mujer le decía a Mendieta que estaba borracho y que se calmara.

No obstante, el secretario de Planeación de Líbano siguió con intimidaciones, e incluso —cuando se percató que uno de los policías estaba grabando—, quiso irse contra él; pero la mujer lo detuvo con ayuda de otros policías.

La situación fue calificada por el alcalde del municipio, Jesús Antonio Giraldo, como “delicada e inaceptable” —de acuerdo con el medio regional—  y manifestó que se reuniría con los secretarios de Gobierno y Hacienda para tomar alguna decisión sobre el tema.

Sin embargo, Giraldo habló de la “capacidad” de Mendieta para la administración pública, señaló el portal.

A continuación, el cuestionado comportamiento del secretario de Planeación de Líbano: