El exalcalde de Bucaramanga dio a conocer recientemente que entrará en la carrera por llegar a la Casa de Nariño. Pero eso sí, dijo que no entablará alianzas políticas y que se centrará en frenar la corrupción, “que es el cáncer de Colombia”, como se lo dijo a W Radio.

Hernández (76) descartó la posibilidad de presentarse en consultas organizadas por los bloques políticos que ya han comenzado a mostrar sus cartas.

“¿Qué pasa si me presento solo y no gano? Pues no pasa nada. Pero si gano, sí va a pasar mucho en beneficio de la administración pública para poder generar realmente una inclusión”, dijo.

Afirmó que, en la medida de lo posible, trabajará con empresarios. Aunque dijo que Mario Hernández y Arturo Calle descartaron su participación política, destacó a Beatriz Hernández, gerente de Crepes & Waffles, como posible compañera de campaña. 

Arremetió contra el exprocurador Fernando Carrillo por las suspensiones en contra suya durante administración como alcalde de Bucaramanga.

Aseguró que en su mandato no habrá reformas tributarias pues “consisten en darle la plata del sector privado a los politiqueros”.

Consuelo Wynter Sarmiento, politóloga y directora de investigaciones de Uninpahu, le dijo a Pulzo que Rodolfo Hernández ha basado su discurso en la lucha anticorrupción. Sin embargo, el exalcalde, figura controversial, parece concentrar su fuerza únicamente en la ciudad de Bucaramanga.

“No tiene ni la fuerza ni el talante para hacer parte de un ejercicio electoral a nivel nacional. En términos de una entrega de firmas para la consolidación de su candidatura es poco probable que logre tener el suficiente caudal para cumplir con los mínimos requeridos”, añadió.