El curioso incidente ocurrió en el barrio El Bosque, en una subida conocida como ‘La loma del peligro” donde al carro repartidor se le abrió la carpa después de haberse ladeado, informó Zona Cero.

De acuerdo con declaraciones al medio de la capital del Atlántico, “en ese instante la ciudadanía en vez de ayudar procedió a llevarse otras cajas de cerveza que quedaron en el interior del vehículo”, y otros testigos de los hechos dijeron que gracias a esta coincidencia: “Arreglaban la fiesta de la virgen del Carmen”.

El conductor alertó a las autoridades que establecieron que 170 cajas de Águila fueron robadas después del accidente que no tuvo víctimas.