“Estamos felices de regresar. Recuperamos lo que la violencia nos quitó y, ahora, vamos a aprovechar esta oportunidad para tener una mejor vida”, afirmó Fabián González, uno de los beneficiarios, citado en un comunicado de la Unidad de Restitución de Tierras (URT).

Desde 1998, los habitantes del predio Las Nubes, ubicado en el corregimiento de Badillo, que hace parte de Valledupar, tenían que pagarle una cuota anual de un millón de pesos a las desmovilizadas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

Sin embargo, ese grupo paramilitar les dijo en 2004 a las personas que vivían allí que tenían 24 horas para desocupar el predio, que fue entregado a un testaferro de un exjefe paramilitar, cuyo nombre no fue precisado por la URT.

Cuando el líder de las AUC falleció la tierra fue traspasada a una mujer, que “lo vendió a un tercero, y este hizo negocio con Diomedes Díaz Maestre, quien finalmente hizo un contrato con la esposa de su mánager, Teodora Daza”.

“La sentencia señala que los beneficiarios recibirán, por parte de la Unidad de Restitución de Tierras, un acompañamiento y asesoría durante todo el proceso de postulación y trámites necesarios para los proyectos productivos, postulación al subsidio de vivienda, y el subsidio integral de tierras”,

Jorge Chaves, director encargado de la URT en Cesar y La Guajira.