El hecho tuvo lugar en Jamundí, Valle del Cauca, en donde la turba trató de tomar justicia por mano propia cuando se enteró de que el señalado abusador habría violado a su hijastra, de 11 años de edad, informó Noticias Caracol.

En un video, difundido por el medio, se pueden ver los momentos de caos que se vivieron en el barrio Sachamate, de ese municipio. Más de 10 policías corrían desesperados para huir de los ciudadanos que, enardecidos, buscaban hacer justicia por mano propia.

Después de una extenuante carrera, los agentes, con el señalado abusador disfrazado de policía, llegaron al lugar en donde estaban estacionadas sus motocicletas, subieron al presunto criminal a una de ellas y emprendieron la huida, como si de un rescate se tratara.

Mientras los agentes escapaban, eran custodiados por varios de sus compañeros, que dispararon al aire para tratar de disipar a la multitud.

Fue tal el nivel de violencia en la asonada que 4 policías resultaron heridos, destacó, por su parte, RCN Radio.

El general Manuel Antonio Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana de Cali, en declaraciones recogidas por la emisora, señaló que “la ciudadanía pretendía administrar justicia por su propia cuenta, y esto no hay que permitirlo, porque la legitimidad y la legalidad están representadas en la institucionalidad”.

“Somos nosotros los que tenemos que entregar estos delincuentes a la justicia”, resaltó el oficial.

Los uniformados lesionados, entre los que se destaca un oficial con algunas fracturas, fueron llevados a la clínica de la institución en Cali, agregó la cadena radial.

Este es el video del desorden en el Valle: