Los hechos ocurrieron el pasado 2 de febrero, cuando el ciudadano estaba con su novia. Ese día, el abogado Valencia y su hermano habrían sufrido los ataques por parte de los uniformados, según afirmó él, en diálogo con Noticias Caracol. 

“Nos encontrábamos en el parque de Normandía. Acabábamos de llegarestábamos conversando cuando fuimos abordados por dos policías; uno de ellos fue Lloreda [el abogado se refirió a su supuesto agresor por el apellido], quien propinó las agresiones con la pistola eléctrica a Javier Ordóñez”, empezó relatando el ciudadano, en ese medio.

Lloreda, quien iba acompañado por otro agenteidentificado como Jesús Mejía, según el jurista, le habría pedido los documentos “de forma agresiva”, a lo que el ciudadano respondió diciéndoles que conocía sus derechos y llamando a su casa para avisarle a su hermano 

“Llamo a mi casa, digo lo que está sucediendo, cuelgo y pido que graben el procedimiento. Le doy el documento a uno de los policías; este arremete contra , me arroja al piso, me esposa, empieza a golpearme. Mientras tanto, llega mi hermano, ve cómo me están golpeando esposado, pide que no me golpeen. El otro policía, Jesús Mejía, lo esposa, lo empieza a golpear mientras Lloreda me tiene en el piso golpeándome esposado”, afirmó Valencia, en el noticiero. 

Según el abogado, uno de los policías habría disparado al cielo con el fin de supuestamente asustar a los vecinos que estaban presenciando el presunto abuso de autoridad y de alertar a más uniformados, que finalmente llegaron al sitio. 

“Llegan más policíasvarios de ellos contribuyen a la agresión. Uno de ellos me asfixia hasta que pierdo la conciencia, no puedo respirar y cuando logro recuperarla, sigo siendo golpeado y veo cómo mi hermano también está siendo golpeado esposado, en el suelo”, indicó el ciudadano, en el informativo. 

Detalló que allí los llevaron al mismo CAI en donde se habrían presentado los abusos policiales contra el abogado Javier Ordóñez, pero con la fortuna de no haber corrido con el mismo destino del ciudadano que falleció el pasado miércoles y cuya muerte generó fuertes disturbios en la ciudad.

Así terminó el CAI de Villa Luz después de los disturbios por la muerte de Ordóñez:

“Nos llevan al CAI de Villa Luz, donde agredieron a Ordóñez, tuve fortuna de que la persona que grabó el procedimiento [su novia] fue al CAI y les hizo preguntas sobre nosotros. Luego nos llevan a la estación de Santa Helenita; allí me tratan de obligar a firmar un comparendo. Nunca me dijeron derechos, nunca me dijeron por qué me estaban esposando”, agregó el denunciante, en ese canal. 

Valencia dijo que los policías le habrían pedido dinero a cambio de no denunciar a su hermanoaparentemente por el delito de ‘violencia contra servidor público’. Sin embargo, sentenció que naccedió y que también denunció el “acto de corrupción”. 

El abogado, que dice que no estaba ingiriendo bebidas alcohólicas ni estupefacientes (confirmado, según él, por Medicina Legal), afirmó que su único delito fue: “Hacerles saber que conocía mis derechos y haber llamado a mi casa”. 

Apuntó que se levantó impactado el día de la muerte de su colega Javier Ordóñez y que no podía creer como unos policías que ya habían sido denunciados ante la Fiscalía, 7 meses antes, ahora estaban involucrados en un nuevo presunto abuso policial y homicidio. 

Precisamente, dijo que después de hacer la denuncia, la Fiscalía solamente se volvió a contactar con él ahora, por la coyuntura del caso Ordóñez, para que presentara nuevamente el video que ya había entregado y diera testimonio de la actitud errante de los uniformados. 

“Es una sensación de impotenciaEstoy siendo amenazado, pero tengo el deber de salir denunciar esto. Si algo me sucede, yo no tengo enemigos, fueron estos policías; el señor Lloreda y el señor Jesús Mejía, los responsables”, concluyó el abogado Marco Valencia, en diálogo con Noticias Caracol.

Este es el video de la agresión contra Marco Valencia: