Iván Duque habló al respecto en la entrevista que le concedió a la revista Semana, luego de ser criticado durante todo el domingo por no ir al evento organizado por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, para conmemorar a las personas que murieron esta semana luego de las jornadas de violencia que vivió la ciudad y ofrecer perdón a sus familias.

El presidente empezó asegurando que su contacto con las víctimas es privado y que no busca que sean encuentros mediáticos. “Yo nunca busco reflectores ni aplausos en esas aproximaciones con las víctimas porque la empatía no es una empatía mediática, la empatía es un contacto persona a persona”, aseguró Duque.

Después, Duque se refirió en concreto a su inasistencia esta mañana en la Plaza de Bolívar de Bogotá y aseguró que desde anoche avisó a los organizadores que no estaría en el evento. “Cuando a mí me avisaron anoche, yo no podía asistir porque hay muchas tareas que uno viene cumpliendo y tienen una programación con mucha antelación. Desde anoche expresamos que no podía estar presente. Ya había una información clara de quienes iban a estar, el Alto Comisionado para la Paz y la consejera presidencial Nancy Patricia Gutiérrez”, agregó el presidente.

A lo largo del día se generó polémica por un video en el que un funcionario de la Alcaldía pega un papel con el nombre del mandatario en la silla que había quedado vacía en la tarima.

Duque no quiso entrar en un cruce de palabras con las autoridades bogotanas y al respecto dijo: “Se quiere dar un mensaje que no obedece a mi talante. No suelo dejar sillas vacías en ningún lado, cuando programo cosas, siempre estoy en las actividades. Pareciera que el funcionario que hace eso lo hace de forma premeditada”.

La alcaldesa de Bogotá le envió un mensaje certero a Duque por no ir al evento. “El reconocimiento y el perdón no se delegan, señor presidente”, expresó López después.