El hombre, de 53 años, se desplazaba en su propio vehículo —una camioneta de alta gama color gris— cuando fue requerido por la autoridad para hacer el control de movilidad, debido a la restricción por la medida de aislamiento obligatoria nacional, reportó Noticias RCN.

En el momento de la inspección, agrega el informativo, los uniformados le solicitaron sus documentos para sancionarlo por violar la cuarentena.

No obstante, los policías quedaron sorprendidos cuando escucharon que el irresponsable hombre era un paciente con coronavirus. Al revisar sus documentos, encontraron los resultados de la prueba del COVID-19, en la que se evidenciaba que era positivo para la enfermedad (ver foto).

“Supuestamente, la razón de su viaje era que contaba con el permiso de las autoridades para ingresar a la capital, y que, además, ya se había recuperado”, añade la periodista.

En una grabación, difundida por el medio, incluso se escucha al sujeto decir: “Estuve en cuarentena desde el 15 de marzo”.

Según demostró el noticiero de RCN, el examen fue tomado el 19 de marzo pasado y el resultado fue entregado un día después. Este se lo habría practicado en el municipio.

Ante la gravedad de la situación, una ambulancia llegó al sitio para tomarle una nueva muestra al individuo; mientras tanto, quedó a disposición de las autoridades, pues en estos casos se habría infringido el artículo 368 del Código Penal:

“El que viole medida sanitaria adoptada por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años”.