“Una razón más para que se acaben las corridas de toros…”, comentó la periodista de Caracol Radio en su cuenta de Twitter, en donde hizo una dura crítica a un hombre que suministraba un líquido del cual no existía precisión de qué se trataba.

“¿Cuántos años puede tener ese niño y su padre le da licor? Ocurrió hoy en la Feria de Manizales”, añadió la comunicadora en el tuit que posteriormente eliminó, luego de recibir una andanada de críticas de tuiteros que la calificaron de irresponsable por publicar la cara del menor.

N obstante, Quinn aclaró que tomó la decisión de eliminar “el tuit con la foto del niño tomando de una bota en una corrida de toros porque puede ser víctima de un delito (si es que le están dando licor)”.

“Quedan en manos de las autoridades para que investiguen… Pero insisto: una corrida de toros no es lugar para un niño”, agregó la periodista, salvando así posibles acciones legales en su contra.

Respecto a las probables sanciones que la ley colombiana contempla a los padres de familia que permitan que sus hijos menores de edad consuman bebidas embriagantes está el pago de una multa de hasta 32 salarios mínimos diarios vigentes (936.000 pesos) e incluso la pérdida de la custodia si las autoridades encuentran que hubo negligencia, detalló El Tiempo.