Quienes tengan la tarjeta no necesitan hacer recargas en las estaciones y el consumo lo cancelarán al final del mes con la factura de energía. Inicialmente, se beneficiarán 800.000 clientes de la empresa, aseguró la Alcaldía de Bogotá.

Esas personas deben acercarse a los puntos de atención de Crédito Fácil Codensa y solicitar el cambio del plástico para hacer uso del servicio.

Mientras que los ciudadanos que no tienen la tarjeta de crédito podrán solicitarla en cualquiera de esos puntos, que se pueden consultar en http://www.creditofacilcodensa.com o llamando al 711 5115 opción 3.

“Esta es una evidencia más de la importancia de generar alianzas entre el sector público y privado para garantizar el acceso a un servicio esencial como lo es el transporte en la ciudad”, aseguró María Consuelo Araujo, gerente de TransMilenio.

Por su parte Lucio Rubio, director de Enel en Colombia, manifestó que “es un alivio para la comunidad de menor poder adquisitivo porque manejan los costos del transporte público diario con la tranquilidad de poder pagar después, sin intereses y sin costos adicionales”.