Uniformados de la Policía llegaron hasta el botadero ubicado en el barrio Caracolí de la localidad de Ciudad Bolívar, en el sur de la ciudad, por el llamado de vecinos del sector, y descubrieron el cuerpo del bebé que había fallecido pocas horas antes, de acuerdo con Noticias Caracol.

Las autoridades intentan esclarecer cómo murió el pequeño, así como el paradero de la cruel pareja que, al parecer, vivía en el sector, según el informativo.

La representante de la Fundación Gila Jiménez, Yohana Jiménez, consultada por el noticiero, aseguró que el bebé se encontró en condiciones “realmente lamentables”.

El caso ha conmocionado a los vecinos, a las autoridades y a Jiménez que hizo un llamado, en el medio, a las personas que tienen hijos no deseados: “Entréguenlos en adopción, pero no les hagan daño”.