El proceso lo lleva la Corte Suprema de Justicia y empezó por una serie de publicaciones en la cuenta de Twitter del senador de los Decentes por los que su colega del Centro Democrático consideró que se vieron vulnerados sus derechos.

Por eso, pese a que no se logró la conciliación, si se planteó que Bolívar revise los trinos que fueron motivo de discusión, según le dijo él mismo a Caracol Radio:

“Inicialmente no conciliamos pero quedamos en llegar a un acuerdo posterior porque me están pidiendo retractarme de muchos tuits y muchos retuits, y eso obviamente no lo voy a hacer porque me anularía como persona”.

Son alrededor de 35 publicaciones que el senador evaluará borrar de dicha red social, añadió Bolívar en LA FM:

“Vamos a revisar los tuits con los que están inconformes y a pasarles una contrapropuesta, (…) pero definitivamente no borraré los mensajes de contenido político, porque atentaría contra mi derecho de libertad de expresión”.

Las emisoras puntualizaron que donde pueda existir una calumnia deliberada se deberán borrar, pero que igual existirá una contrapropuesta.

Estos son algunos de los trinos que motivaron esa disputa judicial: