De acuerdo con Noticias RCN, el deceso del animal ocurrió en la noche de este miércoles, en el refugio de animales de Dagma, a pesar de que estaba en constante monitoreo.

6 médicos veterinarios estaban a cargo de la recuperación de Júpiter, donde día a día le practicaban exámenes para ver la evolución de sus enfermedades, como neumonía, tumores en el hígado y en pulmones, y varias afecciones hepáticas, detalla el mismo medio.

El último reporte sobre la salud del león por parte de Dagma, antes de que muriera daba esperanzas para su recuperación, pues gracias a los cuidados y tratamientos “estaba mejorando”.

Júpiter se hizo conocido en el país por ser muy amoroso con su cuidadora Ana Julia Torres. Precisamente fue ella la que denunció a finales de febrero que el felino estaba muy mal de salud y a punto de morir.

De pesar unos 300 kilos, Júpiter llegó a estar casi en los huesos con solo 90. Además, tenía serias enfermedades  como disfunción renal, uremia (amoníaco en la sangre), entre otras.