El primer caso es de María Amparo Rivera que en 2010, proveniente de Santander, llegó a Duitama (Boyacá) de 6 meses de embarazo, contó en Séptimo Día. Ahí emepezó a trabajar en una plaza de mercado, donde, un mes después, conoció a una joven de 16 años que le ofreció un trabajo con mejor salario.

Rivera aseguró que aceptó la oferta y la menor la citó a una bodega para la supuesta entrevista de trabajo; no obstante, cuando la víctima ingresó, fue reducida y atacada en el cuello para, luego, sacarle el bebé, senaló.

Las autoridades dijeron en el programa que encontraron a Rivera sobre unas bolsas negras, en grave estado y con el vientre abierto. A la recién nacida, al parecer, se la llevó una menor de 14 años, cómplice de la de 16.

Pero la bebé también sufrió problemas de salud y fue llevada al mismo hospital donde estaba su mamá; ahí se reecontró con su mamá, que inmediatamente puso la denuncia.

Un año después, la menor de 14 años fue aprehemdida y hallada responsable de los delitos de lesiones personales y secuestro simple. Tiempo después, la de 16 años también fue señalada de esos delitos, pero no aceptó los cargos; la aprehinsión no se hizo efectiva y, pese a que fue sentenciada a 8 años privada de su libertad, no cumplió ni uno solo y ahora está libre.

Un caso similar se presentó en 2020, en Candelaria, Valle, cuando una mujer embarazada conoció a otroa que le ofreció regalos para el bebé.

La víctima, contó la hermana a Séptimo Día, salió un día a recoger una ropa que la señalada le ofreció, pero no volvió. Los familiares de la embarazada empezaron a buscarla por todo el municipio, hasta que la hermana recibió una llamada de las autoridades, que le dijeron que la bebé apareció con la mujer que le daba regalos; ella aseguraba que era la mamá, pero no tenía símbolos de haber dado a luz.

Posteriormente, las autoridades hicieron un opertativo en la casa de la mujer y econtraron restos de placenta de la embarazada; después apareció un hombre que señaló el lugar donde estaba la víctima, ya muerta, y narró cómo le sacaron su bebé desde el vientre.

La señalada se entregó a las autoridades en febrero de 2021, pero no aceptó los cargos por los delitos de homicidio agravado y secuestro simple; aun así fue enviada a prisión.

Ahora sigue el proceso del juicio, en el que la mujer podría ser condenada hasta 40 años de prisión.

Acá los casos completos: