Así lo dio a conocer la periodista Ana María Cuesta, de la FM, que señaló en Twitter que el Ministerio de Defensa consideró que solo la firma Alotrópico SAS, que obtuvo el millonario contrato, estaba capacitada para el trabajo.

Alotrópico SAS fue fundada por tres mujeres, como se lee en su página web; dos de ellas ya habían trabajado con Diego Molano, cuando él era director del Instituto de Bienestar Familiar.

Se trata de Marta Isabel Restrepo e Isabel Cristina Quiroga que, cuenta la periodista, hicieron parte del equipo de la oficina de comunicaciones del ICBF, cuando Molano trabajó ahí (entre 2011 y 2013).

La compañía de comunicaciones fundada por las exfuncionarias, y otra socia, ha tenido contratos con el Gobierno desde que Molano hace parte del gabinete del presidente Iván Duque, señaló Cuesta.

Cuando el ahora ministro de Defensa, criticado por decir que niños reclutados eran “máquinas de guerra”,  era el director del Departamento Administrativo de la Presidencia (Dapre), Alotrópico SAS también tuvo varios contratos con esa entidad.

Según Cuesta, con los contratos con la Dapre y del Ministerio de Defensa, la empresa de las exempleadas de Molano ha ganado más de 1.700 millones de pesos.

Al respecto, el ministro de Defensa, que reemplazó en el puesto a Carlos Holmes Trujillo que murió por coronavirus, le dijo a La FM que consideran que la metodología  de las estrategas de comunicaciones es ideal para lo que están buscando en su cartera, mientras que la compañía no quiso manifestarse.

El contrato del Ministerio de Defensa con Alotrópico SAS se hizo de manera “exprés”, según el medio, a finales de marzo y va hasta diciembre de este año.

Estos son los trinos de la periodista: