El presidente Iván Duque dijo en Blu Radio que estaba conversando con su esposa y que es común que “uno hable con el término ‘la vieja'”. En ese sentido, manifestó el jefe de Estado, fue que utilizó la expresión y no de una manera despectiva.

“Le voy a dar un ejemplo. Yo recuerdo que alguna vez usted me preguntó por María Consuelo Araújo y yo le dije:’Esa vieja es muy pila, muy trabajadora’. Uno a veces usa esos coloquialismos […]. Que si no lo debí haber hecho, pues, hombre, no sé.  Yo no lo hice con sentido ofensivo”, dijo el mandatario.

Duque señaló que si Avella se sintió mal con la expresión, la retira, pero que hay que dejar de ser tan “papistas”.

Por ese episodio, que quedó en evidencia gracias a un video que publicó la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, sectores de la oposición se volcaron contra el presidente y le exigieron respeto por la senadora.

No obstante, cuando Angélica Lozano protagonizó la ráfaga de madrazos contra Gustavo Bolívar, que dijo que ella no había votado en una sesión del Senado, la actitud de los senadores fue de burla. Incluso, el propio Bolívar, que se indignó con la expresión de Duque, no le vio importancia a los insultos de Lozano.