El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) mencionó en un comunicado esos resultados, pero no contradice las pruebas que hizo el laboratorio de la Universidad Industrial de Santander (UIS).

Es más, por esas denuncias, el Invima informó en el documento que en este momento está volviendo a analizar el medicamento, que dice ser 100 % natural.

Pero antes de ese enunciado, el Invima aclaró que en enero de 2019 hizo pruebas a Dololed, luego de que dos personas denunciaran —en octubre de 2018— efectos secundarios, al parecer, por el consumo del fármaco, que asegura está hecho a base de caléndula.

Para ese momento, dice el instituto, no encontraron muestras de Diclofenaco.

No obstante, El Espectador indicó que hace un año, es decir, para la misma época de los análisis del Invima, el laboratorio de la UIS encontró un 10 % de Diclofenaco en cada pasta de Dololed.

Un año después del análisis inicial, es decir, recientemente, la UIS hizo más pruebas recolectando muestras de diferentes ciudades y aún así el resultado fue el mismo: Dololed tiene 10 % de Diclofenaco, aseguró el periódico.

Precisamente por estos resultados es que el Invima volvió a hacer una inspección y vigilancia al laboratorio fabricante del fármaco, pues en caso de hallar rastros de la sustancia no natural, señaló el director de la entidad en Caracol Radio, se expone a sanciones que puede ser el retiro del producto.

Asimismo, el funcionario señaló en Blu Radio que él se abstendría de consumir ese documento, hasta no tener los resultados de los análisis del Invima.

Finalmente, el Invima hace el llamado a los consumidores de Dololed para que hagan la respectiva denuncia ante ese instituto, en caso de tener efectos adversos por el consumo de ese medicamento.