De acuerdo con Dayana Banquez, propietaria de la vivienda citada por La FM, fueron los propios vecinos los que habrían incendiado su vivienda porque se rumoró que una amiga de su hija, a la que le dieron posada, tenía coronavirus y había contagiado a la joven, menor de edad.

No obstante, Banquez no presenció la situación porque desde hace varios meses está en Cartagena varada por la cuarentena, dijo la emisora, luego de viajar por un tratamiento médico.

Aún así fue ella la que manifestó, según el medio, que desde hace días su hija viene recibiendo amenazas —incluso de muerte— y hostigamientos por hospedar a la amiga. No obstante, un día la joven salió y, cuando volvió, encontró su casa hecha cenizas y con “olor a gasolina”, reportó el medio.

“Hoy me incendiaron mi casa, tristemente, por la ignorancia de la gente. Porque teníamos en la casa viviendo a una amiga de mi hija y, en Facebook, empezaron a decir que ella tenía coronavirus; de allí señalaron que mi hija también estaba infectada de coronavirus”, señaló la propietaria, citada por la radio.

Ante la grave situación, la mamá de la joven está desesperada por regresar a la isla, indica la frecuencia radial, pues considera que su hija se salvó de milagro.

La FM no cita a ninguna autoridad; aun así dice que los primeros sospechosos serían los que amenazaron a la joven, pues el incendio sucedió un día después de las intimidaciones.

Actualmente, la isla de San Andrés tiene 21 casos de coronavirus, reportó el Ministerio de Salud en su más reciente informe, en el que Colombia superó los 18.000 casos de COVID-19.