El descubrimiento se produjo durante la construcción de un tramo del poliducto Salgar-Cartago-Yumbo, y el material recuperado permite describir una secuencia de ocupación de unos 2.000 años, informó este jueves Ecopetrol.

También fueron halladas, en un trabajo conjunto con la transportadora de hidrocarburos Cenit, 14 tumbas, de las cuales 8 están en “perfecto estado”, así como 23.000 fragmentos de cerámica, restos óseos y sellos de cerámica.

“Con los hallazgos fue posible describir una secuencia de ocupación de varias épocas que abarcan por los menos 2.000 años, desde el siglo V a.C hasta el XV a.C. Aunque la mayoría de los materiales pertenece al periodo Mirador, entre el 1.200 y el 1.500 d.C.”, detalló Ecopetrol.

La colección arqueológica fue entregada para su preservación y cuidado a la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) y se nutrirá de los hallazgos que sean rescatados hasta que se finalice la construcción del poliducto, previsto para este año.

Según Ecopetrol, la intervención arqueológica de la zona comenzó en 2013, antes de iniciar las labores de construcción.

A lo largo de los 55 kilómetros del trazado, entre los municipios de Chinchiná y Pereira, se identificaron 124 sitios, de los cuales 78 fueron excavados e hicieron parte del rescate arqueológico.

Aunque la mayor parte del rescate fue realizado previo al inicio de las obras, durante la construcción y tendido de la tubería, el equipo de arqueología continuará con su labor.

“Para este proyecto se estableció un Plan de Manejo Arqueológico el cual contempla el rescate, previo y durante la construcción, de los sitios identificados a lo largo del trazado del nuevo tramo”, agregó la información.