No paran los casos de violencia contra mujeres en Colombia. El miércoles el país se indignó por los golpes que recibió con una botella una mujer en Bucaramanga, y este jueves la violentada fue la periodista Katalina Vásquez, quien fue atacada por un par de personas luego de que pidiera distanciamiento en un centro comercial de Medellín.

La comunicadora le solicitó a una familia que, teniendo en cuenta la pandemia, solo se subieran tres personas al ascensor. Sin embargo, ellos no atendieron esa sugerencia y se molestaron por la misma.

“Me insultaron, me dañaron el celular y el calvo me metió un puño. Los seguí hasta el parqueadero y salieron en el carro HAN473 de Sabaneta”, detalló Vásquez en su cuenta de Twitter. La mujer buscó ayuda en algunos trabajadores del centro comercial, pero ellos no le prestaron mucha atención a su denuncia.

Algo similar sucedió cuando ella llamó a la línea 123. Allí le dijeron que la Fiscalía solo podía buscar a los dueños del carro si la periodista presentaba una incapacidad de tres días por lesiones personales. “Expliqué que aunque me golpearon no iba a pedir una incapacidad de 3 días por daños físicos porque aunque me pegaron logré salir del ascensor y el daño era más moral”, contó la víctima.

“Pido su apoyo para denunciar a estos agresores, incluyendo la señora del medio que braveó e insultó, y al centro comercial Florida por su negligencia”, concluyó Vásquez. Ya cuando su denuncia se viralizó en redes sociales, la secretaría de la Mujer de Medellín le manifestó su apoyo y se comprometió a brindarle la asistencia que necesitara.

Este fue el relato que la mujer hizo de la agresión que recibió por parte de un par de personas: