La invitación del mandatario fue bien recibida Germán Vargas Lleras que ha sido hasta ahora su principal opositor en el Congreso de la República.

“Por mi parte, me propongo aportar mi concurso para superar esta situación y, de ser viable, participar positivamente en la construcción de un acuerdo ya esbozado por el Presidente en su alocución de esta semana”, dijo el líder de Cambio Radical en su habitual columna de los domingos en El Tiempo.

Sin embargo, Vargas Lleras no compartió el entusiasmo –principalmente de las huestes uribistas– de promover una constituyente ante las “pocas probabilidades de que tenga éxito”, a pesar de que el presidente Iván Duque, en su llamado, invitó a los partidos políticos a efectuar las reformas necesarias para cerrar la puerta al narcotráfico, la impunidad y la extradición.

Si bien el exvicepresidente no ve nada de malo en eso, sí piensa que es un desgaste convocar a una Constituyente, porque no hay tiempo y además podría dislocar, todavía más, un país dividido.

“Nos corresponde en este momento evitar que se profundice la polarización con sus indeseables efectos sobre la economía, el crecimiento, la inversión y el clima de confianza, nacional e internacional”, manifestó el exvicepresidente.