“Me causa impresión y es lo más raro del caso; 10 días de incertidumbre, sin saber noticias de mi hija, y de repente aparece donde la abuela. La abuela tenía los números del celular mío, del celular de la mamá [de la joven]. Y es muy raro, ¿por qué la abuela no nos informa de que la niña estaba allá? Acá hay algo muy raro“, empezó diciendo Márquez, en Blu Radio.

El padre de la menor, que desapareció de la localidad de Ciudad Bolívar, en Bogotá, aseguró en la emisora que tampoco sabían de la abuela, desde hace dos meses.

Agregó que cuando su hija fue “raptada”, le apagaron el celular, y que la abuela, mamá de la madre de la menor hallada sana y salva en una finca de Silvania, Cundinamarca, tampoco contestaba su teléfono.

“Sinceramente, me atrevo a decir que esto fue un secuestro por parte de la abuela. Si la niña llega a donde la abuela, ¿por qué no se comunica con nosotros? […] ¿Por qué le quita el celular a la niña para que no se comunique con nosotros?”, se preguntó.

Pese a las dudas de Márquez, el Bienestar Familiar le entregó la custodia de la menor a la abuela pues, según Blu Radio, la menor dijo que desapareció por una “situación familiar”. 

No obstante, el papá cree que la menor fue “manipulada” por la abuela, para decir eso. Aseguró que viajaría inmediatamente a Silvania, para dar a conocer sus impresiones al Bienestar Familiar.

“No puede ser justo que una abuela se lleve a la niña, la desaparezca durante 10 días, no nos dé información en absoluto, apague el celular de ella, apague el celular de la niña, y después la premien con la custodia de la niña”, concluyó Márquez.