De acuerdo con el mensaje, con el homicidio de Téllez, que era padre de 3 hijos, se completó “la lamentable cifra de 200 firmantes de la paz asesinados”.

El crimen se cometió en la región del Catatumbo, en Norte de Santander, región del país con presencia de varios grupos armados ilegales.

Sin embargo, el partido Farc responsabilizó del hecho al Gobierno Nacional al adjudicarle culpabilidad por “acción y omisión”.

Acá, el nuncio en cuestión: