Catalina Serrano estuvo en el programa de Vicky Dávila, en W Radio, y contó que este jueves se celebró una audiencia en la Corte federal de Miami para exponer argumentos sobre la posible extradición de Arias a Colombia, en donde fue condenado a 17 años de prisión por el escándalo de Agro Ingreso Seguro.

En medio de su relato, Serrano se refirió al trato que les dan a ella y sus hijos cuando van a visitar a Arias.

“Es el momento que más esperamos en la semana, pero se nos pasa demasiado rápido. Es solo una hora, es un lugar muy frío. El trato que le dan a uno los guardias a la entrada es horrible, y es triste que utilicen la autoridad para hacer daño, y nos maltratan con gritos y ofensas; y no tienen por qué hacerlo, porque los familiares vamos a estar allá con las personas que queremos”, explicó.

La mujer dijo que a su esposo la ha tocado “acostumbrarse a que lo griten porque sí y porque no”, y que lo más difícil de todo es que sus hijos “tengan que crecer sin su papá, viéndolo solo una vez por semana”.

Pero pese a las dificultades, Serrano se mostró optimista con la audiencia de este jueves ya que los abogados de Arias se jugaron una última carta para que no lo extraditen. Esto, porque los juristas alegaron que actualmente no hay un acuerdo de extradición entre ambos países.

“Ellos parecen haber entendido que no hay un tratado vigente en Colombia, lo que significa que tampoco puede haber un tratado aplicado aquí en Estados Unidos, porque los tratados tienen dos lados”, explicó David Markus, abogado de Arias, citado por Noticias Caracol.

Ahora, el noticiero dice que los magistrados del tribunal de apelaciones de Atlanta estudiarán el caso y darán respuesta en un plazo de hasta 6 meses, ya que el Departamento de Estado había autorizado la extradición.

Esta es la entrevista completa: