En redes sociales se difundieron videos y testimonios de personas que consideran que el Esmad de la Policía apeló a la “violencia” para “reprimir” la manifestación, que se llevaba a cabo desde la mañana de este lunes en la localidad de Engativá.

Esto, porque salieron a pedir la no intervención que la Administración Distrital tiene planeada hacer en este sector de la ciudad, pues consideran que el proyecto que se piensa construir pondría en riesgo inminente el cuerpo de agua y todas las especies animales que habitan allí.

“Crítica situación a esta hora en Ciudadela Colsubsidio. Habitantes del sector están en defensa de un parque y una zona de parqueaderos. El Esmad no debe atacar a los vecinos que pacíficamente defienden su sector“, advirtió la concejal del Polo Democrático Xinia Navarro, a través de su cuenta en Twitter.

Lo mismo hicieron los concejales Hollman Morris y Celio Nieves, que rechazaron el uso de la fuerza por parte de las autoridades y pidieron a la Personería de Bogotá hacer presencia en el sitio para “evitar desmanes”, y para garantizar “suspensión inmediata de operativo por presuntas irregularidades en trámite de querella”.

Pero la Alcaldía de Bogotá emitió un comunicado en el que, sin mencionar a la Fuerza Pública ni los disturbios que se presentaron, asegura que lo que se pretende hacer allí es “la recuperación de un predio ubicado en la localidad de Engativá donde se construirá un megaparque para el disfrute de los ciudadanos”.

Esto, según el alcalde Enrique Peñalosa, porque el predio en donde actualmente hay un parque comunitario “había sido convertido en parqueadero para 450 carros, por avivatos que cobraban $120.000 mes”.

A continuación, los trinos con imágenes de los disturbios y la explicación que da el alcalde Enrique Peñalosa.