Vecinos del sector y familiares asumían desde un principio que los restos arrojados en frente de la casa de la menor eran los de Suleiny. Con el pasar de las horas, las autoridades confirmaron esa hipótesis, informa Q’Hubo.

El cadáver de la niña estaría desmembrado, según el portal Cuarto Poder, lo que aumentaría la indignación de este aberrante caso ocurrido en el Cauca.

La menor había sido vista por última vez cuando salió del colegio hacia su vivienda.

“La recogió un ‘domicilio’ o ‘mototaxista’ en el colegio y la trasladó hasta la casa de la abuela, donde recogió la llaves de su casa, como era su costumbre todos los días. Tras esto, la menor salió rumbo a su residencia. Cuando los familiares llegaron después de las 4:00 de la tarde a la casa, no la encontraron, de ahí que informaran de la situación a las autoridades”, informó el CTI a El País de Cali.

En declaraciones a ese diario, los funcionarios agregaron que uno de los sospechosos es un allegado a la familia, quien fue trasladado a una estación de Policía con acompañamiento del Esmad.