En un evento de entrega de contratos de conservación natural en Tierralta, Córdoba, Iván Duque dijo que esta iniciativa sí aporta realmente a la construcción de la paz.

Aunque no lo llamó por su nombre, el mandatario se refirió al expresidente Juan Manuel Santos y a los premios que le dejó el acuerdo de paz con la entonces guerrilla de las Farc

“Esto es paz con legalidad. Esto es paz sin carreta. Esto es paz territorial. No paz discursiva. No paz en busca de galardones”, dijo Duque en su discurso.

Duque dijo que en el país ha habido “manipulación de la verdad” por las críticas a su Gobierno. El mismo presidente citó a sus detractores que lo han acusado de “no hacer nada por la construcción de la paz”. 

El presidente aseguró que con eso se busca “repetir la mentira para tratar de convertirla en verdad”. Sin embargo, dijo que en su mandato no se hace política con la paz y que lo que se hace es “paz con legalidad”.

Pese a que un gran sector del país señala al uribismo de haber dividido el país durante la campaña por el plebiscito por la paz, Duque invitó a la nación a superar “la fractura innecesaria a la que fue sometida Colombia, donde se fragmentaba la sociedad entre amigos y enemigos de la paz”. 

En otro sablazo a su antecesor, todavía sin mencionarlo, dijo que no busca “medidas para aplausos para los grandes salones, sino para atender la realidad de los colombianos que han sufrido los estragos de la violencia”.

La costumbre de no ser mencionado por el mandatario ya había sido identificada por Juan Manuel Santos, que en una carta a Rodrigo Londoño Echeverry, ‘Timochenko’, le dijo al exguerrillero que “las relaciones con el presidente Duque no son las mejores”.

Además, señaló que el presidente “se ha dedicado a gobernar con un espejo retrovisor, pero un espejo de esos que distorsionan la imagen”.

Las declaraciones de Duque, con mensaje a Juan Manuel Santos: