“Nuestras cosechas no valen nada. Nos matamos debajo de un sol. Yo soy madre y lo digo porque yo lo vivo”, fueron las palabras que Oneli María Pineda le dijo al presidente Iván Duque durante la entrega de contratos de conservación natural.

Pineda, además de ser una campesina inconforme por el manejo que se le está dando al campo, es desplazada y madre de dos hijos, motivo por el cual su súplica se hizo más intensa.

Durante el espacio que le concedieron en el evento, la líder campesina, que es representante de las familias del corregimiento de Batata, en Tierralta, Córdoba, cuestionó al Gobierno por el bajo valor que tienen sus cosechas.

“¿Qué vale una tonelada de maíz? ¡No vale nada! ¿Qué vale una tonelada de arroz? ¡Está por el suelo!”, recalcó la mujer, al borde del llanto.

La líder campesina agregó que “quienes están arriba nunca miran el esfuerzo de aquel campesino que necesita progresar” y pidió que se les dé el valor de lo que cosechan para que sus hijos tengan un mejor futuro y no terminen metidos en el conflicto.

Iván Duque le respondió a campesina que le reclamó por valores de las cosechas

En el mismo evento, el Gobierno firmó contratos de conservación natural con varias familias para permitir “el derecho al uso de la tierra”. Eso sí, protegiendo los recursos naturales.

Duque señaló que con la iniciativa habrá “contrato de uso por 10 años a cambio de conservar, de producir y de vincularse productivamente. Y nosotros, como Estado, pagamos por ese servicio ambiental”.

Acá, las declaraciones de la líder campesina: