La emergencia actual caducaba el próximo 28 de febrero, por lo que la prórroga hará que el país cumpla y supere un año completo bajo esa condición, que se decretó por primera vez el 12 de marzo del 2020.

De esta manera, se mantendrán las medidas de distanciamiento y bioseguridad, así como la recomendación para que mayores de 70 años conserven autoaislamiento y que toda la población evite los eventos sociales.

Asimismo, continuará la prohibición de eventos públicos y privados que generen aglomeraciones, así como el cierre de lugares de alto contacto como discotecas, pero se autoriza el consumo de bebidas embriagantes en restaurantes y la distribución de estas mediante domicilios, al tiempo que se mencionan planes piloto para la reactivación de gastrobares.

El mandatario hizo énfasis en un aparte que busca que se consoliden las medidas necesarias para garantizar retorno gradual y progresivo de niños, jóvenes y adolescentes a instituciones educativas.

También se mantendrá la continua divulgación de medidas para la protección, higiene y autocuidado para evitar la propagación del coronavirus causante del COVID-19.

Por último, también se mantienen las sanciones a las que haya lugar en caso de violar las medidas prohibitivas.