Se trata del edificio Piñango, del sector de Castillogrande, en un exclusivo sector de la capital de Bolívar, donde se adelantaban las reparaciones.

La información preliminar indica que los trabajadores estaban en la parte baja del espacio diseñado para el ascensor “cuando una falla hizo que el ascensor se precipitara” desde el cuarto piso y cayera sobre ellos”, explicó El Universal.

El estruendo alertó a los vecinos y fueron ellos quienes informaron a los Bomberos.

Las autoridades atendieron la emergencia y horas después las víctimas fueron identificadas como James Soto y Rodolfo Tapia Sosa.

Pese a que no se tiene precisión de sus edades, ambos tienen entre 30 y 35 años, según le dijo Joel Barrio, comandante del Cuerpo de Bomberos de Cartagena al medio regional.

El socorrista detalló que se trabajó con “gatos hidráulicos, expansoras y cortadoras” para rescatar los cuerpos, pero que al hallarlos ya estaban sin vida.

Entre tanto, el levantamiento de los cadáveres lo adelantó la Policía de Cartagena, y las familias no quisieron entregar declaraciones, añadió Noticias Caracol.