Laboratorio Homeopático Mercy le indicó al Invima que el producto Dolorex-R no es fabricado por ellos, y, en ese sentido, el instituto alerta que no cuenta con el registro sanitario y “por lo tanto su comercialización en Colombia es ilegal”.

“Al no estar amparado bajo un registro sanitario, las condiciones de seguridad y eficacia del producto no han sido comprobadas, de acuerdo con la normatividad sanitaria vigente se trata de un producto fraudulento, que no garantiza el cumplimiento de criterios de calidad”, advierte la entidad.

Lo mismo sucede con el Metabol Light, que promete efectos adelgazantes, pero que es un “producto fraudulento”de acuerdo con el Invima, que no garantiza criterios de calidad.

En cuanto al Atrizan, el instituto señala que no ha podido comprobar que ofrezca efectos terapéuticos como antirreumático, cosa que proclama, y, por lo mismo, no “ofrece garantías en cuanto a sus condiciones de seguridad y eficacia”.

La entidad les pide a los colombianos que están consumiendo esos productos suspender su uso de inmediato, y a los establecimientos y distribuidores, abstenerse de comercializarlos.

Asimismo, el Invima le pide a la Red Nacional de Farmacovigilancia buscar posibles efectos adversos provocados por esos productos, y se los notifique.