Las imágenes han circulado por varios días en redes sociales y han escandalizado a gran parte de la sociedad porque se siguen conociendo casos de niños que consumen drogas desde muy corta edad y no se ha encontrado un freno a la situación.

Por eso, Vicky Dávila contactó en su programa de la W Radio de este jueves al general Eliécer Camacho, comandante de la Policía del Valle de Aburrá, para conversar sobre el preocupante caso. Allí, el oficial confirmó que el menor tiene 15 años y que ya se puso en contacto con él y sus padres.

Según dijo, el joven cursa grado séptimo solo los sábados y el resto de días esta una semana al cuidado de su padre, que trabaja en un parqueadero en Bello, y la siguiente semana permanece con su mamá, quien trabaja en una fábrica de costura en el municipio de Donmatías.

Sin embargo, el general Camacho reveló preocupantes datos como que el niño le confesó que fuma marihuana dos o tres veces a la semana y empezó a consumir hace año y medio o dos años donde vive su madre. Además, que se grabó “por moda, por mostrarse y elevar su perfil frente a los amigos”.

Y aún más grave es que el colegio lo haya desescolarizado, pues decidió expulsarlo cuando tuvo conocimiento del video. Así lo contó el oficial:

“Va a ser peor [que esté sin estudio]. Yo lo tuve en la oficina con los padres y es un muchacho que hasta ahora está ingresando en ese mundo, según el conocimiento que uno alcanza a ver, y lo grave es que el entorno del mismo municipio es difícil para esta clase de jóvenes”.

Dávila, por su parte, se unió la crítica contra el centro educativo: “Mal manejo del colegio. Acá lo que hacen es tirarlo a la calle, desescolarizarlo completamente y dejarlo a merced de las drogas y de la delincuencia”.

Por eso, el uniformado dijo que habló con los padres para darles apoyo y que el joven se dedique a alguna actividad estudiantil “porque la mamá misma manifiesta que lo han retirado de todos los colegios que lo ponen, es un muchacho difícil y es muy propenso para que un grupo de estos criminales puedan vincularlo a sus actividades”.

El general Camacho también indicó que en compañía del ICBF llevaron a la familia a unos sitios de sensibilización donde hay habitantes de calle para mostrarle a él cómo podría terminar y que “los familiares se apersonaron del tema para ver cómo pueden ubicarlo nuevamente en un centro estudiantil”.

Entre tanto, a los padres se les hará seguimiento y “se les advirtió que si ellos no van a responder y garantizar que este joven entre a un tratamiento y finalice sus estudios, van a tener un proceso de retirarle la potestad porque está siendo afectado por estas drogas y por el descuido posiblemente de los padres”.

Esta fue la conversación del general con los periodistas de la emisora: