Sánchez Robayo, que viste ropa deportiva, se encontraba por detrás del Éxito de la avenida de las Américas con calle 68, en el sur de Bogotá, mientras trabajaba como rappitendero, aseguró a Pulzo Claudia Ferreira, novia del deportista.

La última vez que se conoció del joven fue a las 3:00 de la tarde, de este miércoles, cuando Sánchez Robayo se comunicó con su pareja. Desde entonces, ni ella, ni otros familiares saben de su paradero.

Ferreira le aseguró a Pulzo que se intentó contactar, en repetidas ocasiones, con su novio, pero los mensajes que ella le mandaba por WhatsApp no le llegaban y tampoco se podía encontrar su ubicación en Google Maps. Posteriormente, su celular se reportó como apagado.

La familia, que no ha podido reportar la desaparición ante las autoridades porque aún no se cumplen las 72 horas requeridas para hacer la denuncia, intenta dar con el paradero de Sánchez Robayo, con la colaboración de Rappi.