Ante la actitud sospechosa del individuo, los uniformados se acercaron a él para solicitarle la inspección respectiva en una calle del barrio San Jorge, localidad de Rafael Uribe Uribe, informó la autoridad en un comunicado.

“Al notar la presencia de la Policía, el sujeto se sube a la moto para emprender la huida”, añade la institución, que también indica que en ese momento los agentes comenzaron una persecución.

De acuerdo con Noticias Caracol, el sujeto alcanzó a llegar hasta el barrio Las Lomas, pero allí fue interceptado por los uniformados.

“En su poder le encontraron una herramienta, conocida en el argot delincuencial como ‘pesa’, que generalmente utilizan para forzar el encendido de los vehículos, como en el caso de la motocicleta, que pretendía hurtarse”, detalla la misiva.

Sin embargo, lo que llamó la atención de las autoridades es que al verificar los antecedentes de este delincuente se estableció que “actualmente se encuentra pagando una condena de 8 años de prisión” por los delitos de hurto agravado y calificado.

Lo más sorprendente es que contaba con el beneficio de detención domiciliaria, medida que no respetó, así como tampoco acató la orden de cuarentena obligatoria que rige en el país.

Por lo anterior, el individuo fue dejado a disposición de la Fiscalía; mientras tanto, la motocicleta fue recuperada y entregada a su propietario, confirmó la Policía.