Según explicó la entidad este domingo, a través de su cuenta en Twitter, el acuerdo se logró después de una “acción humanitaria” liderada por el defensor Carlos Alfonso Negret, “con el concurso” del presidente del Comité de Derechos Humanos de Catar.

Los condenados son Juan Pablo Iragorri, Francisco Javier Vergara, Yesid Mejía Herrera y Martha Yanira Castellanos, quienes regresarán al país luego de vivir un infierno por cuenta de las acusaciones en su contra.

Como parte de ese trabajo, Negret “intercedió” ante las autoridades de ese país asiático “para aliviar el dolor de 4 familias colombianas que tienen familiares condenados a cadena perpetua en este país”.

De los cuatro casos mencionados, del único del que hay información pública es del de Iragorri, un paracaidista que fue detenido en Catar en 2011 y sometido a torturas y obligado a firmar una declaración de culpabilidad en árabe, idioma que no habla y en la que admitía haber cometido los delitos de narcotráfico y falsedad en documentos, según denuncias de la familia, que recogió Semana.

A finales de 2012, Iragorri fue condenado a cadena perpetua y desde entonces cumple condena en la cárcel central de Doha, por lo que envió una carta al entonces presidente Juan Manuel Santos para pedirle que intercediera en su caso.

Incluso, el abogado de Iragorri, que de acuerdo con ese medio es primo tercero del exministro de Agricultura Aurelio Iragorri, pidió en febrero de 2017 medidas cautelares a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para proteger a su apoderado.

Esto, agrega, debido a varias irregularidades que se detectaron durante el procedimiento de captura y su posterior juzgamiento.