Dos niños mataban los días de encierro armando, con partes de computador dañadas, uno de mentiras para simular que hacían sus tareas de la escuela mientras esperaban que sus padres llegaran a prestarles el celular para poder enviar sus trabajos de verdad. “Como no tenemos un computador, construimos este para distraernos un ratico”, dijo a Noticias Caracol Anny Mariana Suesca.

En tiempo récord, luego de que el noticiero mostrara el caso de los dos pequeños, la fundación Juventud Colombia Mundo les donó un computador portátil para facilitarles la vida y hacerles el tiempo de cuarentena por el COVID-19 más llevable en su casa en medio de las adversidades.

“Ahora voy a poder hacer mis tareas en mi casa y en el computado”, dijo Anny Mariana visiblemente emocionada en el noticiero tras recibir el regalo; “ya no tenemos que esperar a mis papás para poder hacer las tareas”, añadió Justin.

Para poder armar el computador falso que usaban para jugar, los dos pequeños tenían que salir de su casa a recoger las partes que dejaban escondidas entre varios matorrales, arriesgándose a contraer coronavirus, lo que llamó la atención de varias personas que los quisieron ayudar, añadió el medio.

“Ellos están felices y alegres pues porque pueden tener su computador propio y no ese de plástico, en este podrán trabajar”, manifestó al informativo Karen Molano Suesca, tía de los menores, quien agradeció a las personas que les ayudaron a cumplir el sueño a los pequeños.