Claudia Bustamante, que también fue candidata al Senado por el Centro Democrático, pero se quemó con solo 10.000 votos, reconoce en su hoja de vida que cursó 10 semestres de Derecho, pero sin obtener un título, indica Caracol Radio.

La emisora reconoce que, aunque a los funcionarios de carrera diplomática sí se les exige un título universitario, a aquellos de libre nombramiento, remoción y provisionalidad se les puede reconocer experiencia acreditada en lugar del diploma.

Caracol menciona que la habilitarían sus cargos como “consultora, asesora del Centro Democrático, socia y directora comercial de Publicidad Brief, asesora de la Asociación Primero Colombia, gerente de Ebicol SAS una empresa en Colombia y Panamá, y directora comercial de Marrocar SAS”, por lo que el tema es que Bustamante suele presentarse como abogada, siendo que no tiene un título como tal.

Así lo hizo en varias oportunidades, e incluso cuando fue invitada por el periodista Juan Pablo Barrientos, uno de los periodistas que investiga a los 1.492 funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, de los cuales 1.000 fueron nombrados por el presidente Duque.

En el decreto que formalizó su nombramiento se explica que “podrán designarse en cargos de Carrera Diplomática y Consular a personas que no pertenezcan a ella cuando, por aplicación de la ley vigente sobre la materia, no sea posible designar funcionarios de Carrera Diplomática y Consular para proveer dichos cargos”. Sin embargo, no se hace mención sobre otro tipo de calificación con la que cuente Bustamante para ocupar el cargo.

En algunos perfiles de redes sociales, como LinkedIn, Bustamante sostiene que es abogada, e incluso dijo al portal Al Poniente que su nivel de estudios es de especialización. Asimismo, dio una cuenta de redes sociales que sí le pertenece en Facebook, pero que aparece con el nombre de Carlos Bustamante en Twitter.

Justamente en esta última red social se hizo célebre en un momento dado por polemizar con los hijos del expresidente Juan Manuel Santos y por promover tendencias a favor del uribismo.