Es posible ser más productivos

El editorial de este lunes del diario El Tiempo presenta cifras positivas, basado en los reportes oficiales, frente al problema del desempleo en Colombia. Dice, por ejemplo, que la población de trabajadores en Colombia está en aumento y que por eso el número de ocupados llegó a las 22 millones de personas el más alto de la historia, dice.

Justamente por eso, el periódico pide a las centrales de trabajadores que incorporen a sus consignas habituales la de ser más productivos, ya que la realidad económica del país así lo exige.

Nuestra productividad es una fracción de la que se encuentra en las naciones desarrolladas, y hasta que no cerremos esa brecha será muy difícil dar un salto hacia adelante. Ojalá ese punto forme parte también de las consignas que se escucharán hoy, aparte de las demandas de siempre”.

La nueva teoría electoral es que sin coalición en primera vuelta no habrá 2018

Juan Lozano ha dicho en su columna de El Tiempo este lunes, que la realidad política tendrá que acercar más voluntades e ideas para superar la dura prueba que supone la primera vuelta electoral. Las alianzas serán más importantes que antes y se cocinan varias de ellas en diversos sectores, tanto oficiales como de oposición.

El artículo continúa abajo

Se solía decir que la primera vuelta era de candidatos y la segunda, de coaliciones. Historias del pasado. En la primera vuelta del año entrante, al paso que van las cosas, el candidato que no tenga una coalición fuerte no tendrá boleta para segunda vuelta. La gran dispersión política demuestra que nadie, ningún candidato de ningún partido, tiene los votos para pasar solo a la ronda definitiva”.

La inteligencia artificial reemplazará la mano de obra en menos de lo que pensaba

Guillermo Santos, tal vez aprovechando la oportunidad de la fecha del Día Internacional del Trabajo, expresó a través de su columna en el diario El Tiempo, sobre la urgencia en incorporar modificaciones en la educación y en las costumbres laborales de empresas y gremios, para evitar un choque que fracture lo que hasta hoy conocemos como el mundo laboral.

Muchas compañías grandes están pensando en contratar expertos en inteligencia artificial. Algunas hablan de nombrar un Caio –Chief Artificial Intelligence Officer–, es decir, un vicepresidente de inteligencia artificial. Como quien dice, esta realidad tecnológica cada día ocupa más espacio en el horizonte que nos espera en pocos años”.

El fiscal doble

Paola Ochoa se pregunta, en su columna de El Tiempo, cuál fiscal (refiriéndose a Néstor Humberto Martínez, jefe del ente acusador) es el que obra para el caso Odebrecht y cuál el que decide en el caso Corficolombiana. Porque, al parecer, ninguno de los dos parece que fuera el mismo.

¿Cuál será el trastorno que lo aflige y que el jueves de esta semana volvió a aflorar cuando salió a anunciar que le imputará cargos a ocho altos ejecutivos de Reficar por el descalabre financiero en la modernización y ampliación de la Refinería de Cartagena? ¿En serio el Fiscal de Reficar es el mismo de Odebrecht? ¿O tiene un rasero diferente al momento de enfrentar los dos mayores casos de corrupción que consternan y enturbian a este gobierno?

Bogotá, una urbe paquidérmica e ingobernable

La ciudad está sumida en larga crisis institucional, política y económica. La administración del acalde Enrique Peñalosa no ha podido cumplir con lo que prometió a un costo muy alto para la reputación del mandatario capitalino. El columnista de El Espectador Luis Carvajal Basto menciona que la ciudad requiere, con urgencia, que se revise de inmediato el Estatuto Orgánico de Bogotá, obsoleto porque tiene 25 años de creación, y se supere la discusión sobre las visiones encontradas sobre la ciudad y se hable sobre la corrupción que amenaza con tragarse el tesoro distrital.

Bogotá, por otra parte, se ha convertido en un enorme paquidermo que no pudo desarrollar el sueño de su descentralización como ocurrió en todas las entidades territoriales a las que el exalcalde Jaime Castro, quien recuperó las finanzas de la ciudad y realizó la última actualización de su ordenamiento hace casi 25 años, ha calificado, con razón, como “feudos podridos”. Aunque parezca extraño, en Bogotá está el feudo más grande”.

El hombre creó a Dios a su imagen, solo que mejor

El economista Salomón Kalmanovitz dirige su columna de este lunes en El Espectador hacia el polémico exprocurador Alejandro Ordóñez, señalado de ser corrupto, limitador de derechos para las mujeres y, en últimas, un ultraconservador peligroso que tiene “una larga carrera en la secta ultracatólica del lefebvrismo, caracterizada por el antisemitismo y la negación del holocausto nazi”.

Lo dice Kalmanovitz, un judío que se declara ateo.

Los ateos somos parte de una pequeña minoría que no disponemos de poder político, pero que nos comportamos de acuerdo con una ética cívica que nos impide linchar a los que piensan diferente a nosotros. Entendemos por qué la gente necesita creer en un ser supremo que los proteja de los azares del destino y de la muerte, pero no la crucificamos por ello”.