En su lugar, arremetió contra sus críticos e hizo énfasis en los 24 concejales de Bogotá (incluyendo algunos de su partido) que firmaron una carta pidiéndole que se retractara por lo dicho acerca de “una minoría” de venezolanos que “mata para robar o mata por una requisa”.

“No caigamos en la hipocresía. Yo invito a los concejales a que, en vez de estar en Zoom, vayan a los barrios y hablen con la gente”, manifestó Claudia López, en diálogo con Noticias Caracol.

Posteriormente, se autoproclamó como la vocera de “los colombianos” y dio a entender que las críticas hacia ella son por comentarios que muchas personas hacen en el país.

“Resulta que ahora a los colombianos, bien fregados que estamos, aquejados por el desempleo e inseguridad que ha generado la pandemia, nos van a insultar y a decir xenófobos cuando denunciamos una situación real que está pasando”, añadió López en ese medio.

“Nuestra gente, además de agredida, ahora desconocida e insultada por gente que cree que no podemos hablar de los problemas. ¿Entonces nos tenemos que callar? No, los problemas no se solucionan ni callándolos ni ocultándolos”, sentenció la alcaldesa en ese informativo.

Se defendió, una vez más, argumentando que sus dichos son contra una pequeña porción de migrantes venezolanos y dando a entender que ella aprecia a la mayoría de extranjeros que vienen a Colombia a trabajar y a ser productivos para la sociedad.

“No estamos estigmatizando a la población migrante venezolana, pero tampoco podemos tapar el sol con un dedo”, agregó en ese canal.

Este es un fragmento de las declaraciones de Claudia López:

Claudia López, otra vez acusada de xenofobia

Las acusaciones se dieron minutos después de que la alcaldesa señalara a “una minoría” de venezolanos por el asesinato del patrullero Edwin Caro (en una balacera en el norte de la ciudad).

“Lo quiero decir con el mayor respeto y con el llamado a no generar actos de xenofobia. La mayoría de migrantes son gente humilde huyendo de una dictadura, pero los hechos son tozudos, los hechos demuestran que una minoría de migrantes venezolanos, profundamente violentos, matan para robar o matan por una requisa”, manifestó López en rueda de prensa.

El pasado 29 de octubre, López se refirió al asesinato de Oswaldo Muñoz, ocurrido (por delincuentes venezolanos) en Transmilenio y de inmediato pasó a referirse a los venezolanos que participan en actividades delictivas en Bogotá.

“No quiero estigmatizar, ni más faltaba, a los venezolanos, pero hay unos inmigrantes metidos en criminalidad que nos están haciendo la vida cuadritos”, comentó.

En esa ocasión, después de que bogotanos le reclamaran a la alcaldesa por la inseguridad, desde el Concejo distrital hubo manifestaciones en rechazo a sus declaraciones. El presidente de esa corporación, Carlos Fernando Galán, aseguró en esa ocasión que “es xenofobia mencionar la nacionalidad cuando se habla del aumento del homicidio en Bogotá