Durante su balance de la jornada del día sin carro, la alcaldesa dijo que a la hora pico “el que está especialmente exigido es Transmilenio”.

López reconoció que hubo tumulto en las entradas y las salidas de Transmilenio y dijo que el sistema tiene, por lo menos, un millón de usuarios adicionales, lo que hizo que estuviera más congestionado en la hora pico. Les pidió paciencia a los ciudadanos.

En esa línea, dijo que Transmilenio hace dos por uno en Bogotá. “Hace por metro y hace por bus. Y mientras le toque hacer dos por uno, va a ser difícil que funcione mejor”.

“En la medida que construyamos mejor calidad de la infraestructura de Transmilenio, mejoremos la seguridad. Pero también, [cuando] construyamos la red de metro, el metro cargará mucha gente más rápido y Transmienio cargará menos gente, más cómoda”, agregó.

Luego vino otra justificación: “Pero como eso se va a demorar 12 años yo invito a Bogotá a que nos tratemos con cariñito y con paciencia con Transmilenio, porque en los próximos 10 años vamos a seguir dependiendo de este sistema”.

“Pero no podemos vivir 10 años con rabia, tenemos que llevárnosla por ‘la buena’ y con paciencia, y tratar de usar también transportes alternativos como la bici, la patineta o caminar”, agregó la mandataria .

En su balance, López destacó la disminución de material particulado y exaltó que durante la jornada hubo “cero fatalidades”.

Estas fueron las declaraciones de la alcaldesa (desde el minuto 05:00):