Durante una rueda de prensa, en la que la alcaldesa Claudia López estaba presentando la nueva agencia analítica de datos de Bogotá, le preguntaron por la solicitud que le hizo su antecesor para que corrigiera las afirmaciones en las que lo vincula con negocios en Transmilenio.

La mandataria, que durante el evento había sido reiterativa en que solo hablaría de ese lanzamiento, respondió en pocos segundos con su tono característico.

La alcaldesa fue escueta: “La verdad no se rectifica. A cualquier ciudadano que tenga una consulta en la Alcaldía se la responderemos”.

Así, López cortó de tajo las intenciones que tiene Enrique Peñalosa de que se retracte por haber dicho que Transmilenio es negocio de él.

La amenaza de tutela hecha por Peñalosa

El pasado viernes, se hizo pública una carta del exalcalde en la que dice que los señalamientos de Claudia López atentan contra su buen nombre y su honra.

Peñalosa condenó unas declaraciones que hizo la alcaldesa en Semana en donde sostuvo que “a Peñalosa le importa el negocio de sus buses y sus troncales de diésel”.

Peñalosa dijo que nunca ha tenido negocios con los operadores del sistema de transporte masivo, por lo que le pidió a López que corrija. De hecho, le dio un plazo de 5 días para que rectifique.

Si eso no llega a ocurrir, y por las declaraciones de López parece que no va a suceder, el exalcalde echará mano de instancias jurídicas.

“Esta solicitud se realiza como requisito de procedibilidad para eventualmente instaurar una acción de tutela en su contra”, apuntó Peñalosa en su momento.

El ultimátum está a punto de cumplirse. ¿Entutelará Peñalosa a su otrora aliada?

El video de Claudia López diciendo que no va a rectificar sus declaraciones sobre Peñalosa (desde el fragmento 1:11:45):