“Al menos cinco víctimas, entre 13 a 17 años de edad, habrían sido contactadas por un ciudadano estadounidense quien, al parecer, les ofreció dinero para que accedieran a sus propósitos sexuales”, dijo el ente investigador en un comunicado.

Renno usaba tres nombres distintos para ofrecer “servicios sexuales” a través de la red social Facebook, y según la Fiscalía esta hombre pagaba cerca de “100 dólares” por cada joven.

La Fiscalía dice que al conocer sobre estas denuncias los investigadores “ubicaron y entrevistaron” a varias de las menores afectadas, y que estos testimonios fueron ratificados por la madre de una menor.

“La mamá de una de las jóvenes contactadas precisó cómo en el celular de su hija aparecía el número telefónico y los datos de ubicación del ciudadano. A estas pruebas se sumaron correos, mensajes y fotografías encontradas en el teléfono del capturado”, dice el comunicado.

De acuerdo con la Fiscalía, también hay evidencias de que Renno hizo contactos previos “con hoteles y operadores turísticos que supuestamente le proveían víctimas menores de edad y le brindaban hospedaje”.

Sobre la captura de este hombre, el ente acusador informó que agentes de la Sijín de la Policía lo abordaron en el aeropuerto de Rionegro, Antioquia, pues había información de las autoridades estadounidenses que indicaba que Renno viajaría a Colombia.

El capturado, que fue enviado a prisión, será procesado por delitos de explotación sexual con menores, pornografía con menores y uso de medios para ofrecer actividades sexuales.