El caso más reciente se registró la noche de este martes, sobre la Autopista Norte de la capital, en un bus de placas WCZ-650 que cubría la ruta Bogotá-Chía, informó Caracol Radio.

Laura Sierra, una de las víctimas del atraco, le dijo a esa cadena radial que el vehículo recogió a dos jóvenes (de 18 a 20 años de edad) sobre la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito. Una vez en el bus, sacaron una pistola y un cuchillo, y amenazaron a los pasajeros.

Aunque no precisó el número de personas que iba en el bus, Sierra le dijo al medio que todos los puestos estaban ocupados y se robaron cerca de 15 celulares.

La víctima le contó a la frecuencia que los ladrones se bajaron del bus en el sector del Club Bella Vista y escaparon antes de que llegara la Policía.

Este es un escenario cada vez más común en los servicios de transporte: los criminales se suben, atracan a los pasajeros, se bajan y se van; pero de las capturas… ¡Nada!

El 2 de octubre, un bus intermunicipal que cubría la ruta Bogotá-Funza fue asaltado sobre la calle 80, en el puente Jenny Garzón, más conocido como el ‘Puente de guadua’.

Una de las víctimas le dijo a Caracol Radio que dos hombres armados se subieron al vehículo y sacaron sus pistolas para asaltar a los pasajeros.

En ese momento, la pasajera dijo a la emisora que las autoridades “no hicieron mucho” para rastrear a los delincuentes, a pesar de que tenían localizados algunos de los celulares.

En otro caso, apenas un día después, 30 personas fueron asaltadas a mano armada en un bus que iba sobre la Autopista Norte.

En esa oportunidad, las víctimas dijeron a Noticias Caracol que no pudieron denunciar el asalto porque las autoridades no establecieron la jurisdicción del hecho.

Los asaltados dijeron que la Policía de Bogotá les dijo que tenían que hacer las denuncias en sus lugares de llegada, en Cundinamarca; sin embargo, los uniformados de los municipios aledaños les pidieron que lo hicieran en el lugar donde los asaltaron. Al final, no hubo denuncias y tampoco capturas.

De igual forma, el pasado 7 de octubre se conoció un video de los asaltantes que delinquen en estos buses. Canal Capital dijo que se subieron sobre la calle 183, robaron en apenas tres minutos a los pasajeros y, después de cometer el crimen, se subieron a carros particulares que los seguían de cerca.

Citynoticias dijo en su momento que los buses que cubren las rutas de Bogotá hacia Chía, Cajicá, Sopó y Tocancipá son el objetivo de la banda. No obstante, a pesar de todos los patrones, las autoridades no han logrado resultados y los robos siguen ocurriendo.